El virus que nos ha tocado la fibra

La humanidad ya ha sufrido antes pandemias a lo largo de su existencia. La mayoría de ellas se erradicaron, bien porque se eliminó el origen (peste negra) o bien porque surgió una vacuna a tal efecto (varicela o sarampión). El elemento común a todas ha sido el miedo y el confinamiento. Pero en esta ocasión y por primera vez en la historia, a pesar del aislamiento físico, nos hemos sentido unidos, acompañados, e incluso entretenidos.

Y es que la digitalización era un gigante dormido del que, como pasa con el cerebro, sólo aprovechábamos una parte. Hemos conocido su poder, el poder de unir por encima de cualquier pandemia; con demostraciones diarias de solidaridad, cariño, ánimo y sobre todo de información.. llegando incluso a veces a la intoxicación.

Y el eCommerce no se ha quedado atrás. Incluso el Gobierno de España en el artículo 14 de declaración del estado de alarma ha establecido que deben darse condiciones necesarias para que se pueda garantizar el abastecimiento y la entrega de productos adquiridos en el comercio por internet. Por primera vez en la historia estamos confinados pero comprando desde casa y abiertos al mundo.

Hacemos cábalas de cómo sera todo después de esto. Somos testigos de algo que ya imaginábamos; si el hombre se para y enferma, la naturaleza resurge y se cura. Y es que se nos ha caido la mascarilla de los ojos a la boca.
… Aunque nos gustaría un futuro idílico y en comunión con nuestro planeta, deseamos volver a “la normalidad”, por tanto a los viejos hábitos de los que tanto nos cuesta prescindir pero que tanto perjudican al medio ambiente.

Pero han ocurrido ciertos fenómenos que seguramente han venido para quedarse:

– Con la necesidad de “estar conectados” y poder seguir comprando han aparecido nuevos usuarios digitales, tanto de redes sociales como de internet, de TV digital de pago y de eCommerce. El sector de la publicidad online tendrá que tener esto en cuenta a la hora de desarrollar sus campañas y las empresas incrementarán todavía más la mancha publicitaria online.

– Pero en segundo lugar el teletrabajo ha demostrado que es posible, real, pero sobre todo eficaz. Muchos lo venimos defenciendo desde hace años, los trabajadores lo reclamaban y por fin las empresas han podido ver de primera mano sus ventajas. No sólo el trabajador es capaz de hacer su trabajo con eficacia sino que además hay una considerable reducción de gastos de infraestructura para la empresa y nuevas oportunidades para conciliar vida laboral y personal del empleado.
Pero además, esa reducción de desplazamientos innecesarios y recursos de la empresa en sus instalaciones, supondría una gran reducción en la huella de carbono de las empresas y de las personas. Es decir, salud para nuestras empresas, para los empleados y para el planeta Tierra.

Como dijo Fernando Polo, CEO de GoodRebels en el webinar del 30/3/20 organizado por IAB Spain, “Las marcas tienen que prepararse para la superdigitalización”

Personalmente, quiero imaginarme un mundo en el que sólo los empleos que lo requieran supondrán un desplazamiento, mientras que el resto trabajaremos en nuestras casas, haremos la compra online y dispondremos de más TIEMPO para nuestro desarrollo personal.

Aprendamos la lección, hagamos que tanto dolor y sacrificio sirva para algo positivo. Cambiemos la sociedad, preparémonos para la super digitalización.

Gonzalo Regueros Zapardiel.
Consultor eCommerce y responsable de marketing en Tuttor